así es como vuelas con el Omni Hoverboard

Omni Hoverboard es probablemente una de las soluciones más sencillas a la hora de desarrollar un vehículo volador personal. Un total de ocho rotores en una plataforma y coordinados por una placa Arduino. No se necesita más. Alexandro Duru, el creador de Omni Hoverboard, lo pondrá a la venta.


Apostar por lo básico para volar parece haber sido el objetivo de su creador. El Omni Hoverboard es uUna base con rotores en la parte inferior para levantar la plataforma y el piloto.. A diferencia de otros dispositivos como el FlyBoard Air o como algunas mochilas propulsoras, el Omni Hoverboard apenas tiene tecnología compleja. «Es una cuestión del nivel de empuje», dijo su creador a DroneDJ.

El Omni Hoverboard no tiene ningún sistema de piloto automático, giroscopios o cardán automático Todo depende del piloto, que debe mantener el equilibrio y, por tanto, mantenerse en el aire por sí mismo. Lo único que se puede controlar es el nivel de aceleración, gracias a un pequeño pomo que se sostiene en la mano.

No hay detalles sobre el alcance o la velocidad que puede alcanzar este hoverboard. Por ahora, como suele ocurrir con este tipo de productos, se usa más para acrobacias y demostraciones que para aplicaciones útiles. En casos como este, la autonomía no es un gran problema y la velocidad no importa mucho en pistas cerradas.

Próximamente una versión comercial a la venta

Después de años de desarrollo, el creador del Omni Hoverboard Planea ponerlo a la venta. Para ello, dice que están preparando una versión para los clientes que se puede comercializar. Si bien no ha dado detalles sobre el precio o cuándo llegará, dice que será una versión que se puede vender y «usar de verdad». Es decir, se utilizará más allá de los eventos acrobáticos.

Lexus Hoverboard es un prototipo de monopatín volador que llega a tiempo para Marty McFly

Esta versión que se comercializa probablemente incluye más piezas estándar y componentes extra que permiten mayor control y sobre todo mayor seguridad en su uso. Tampoco planean venderlo a cualquiera, sino a expertos en aviación o pilotos capacitados. Asimismo, se comercializará más como un dispositivo para deportes extremos que como un vehículo para ir de compras. En cualquier caso, dependerá más de las autoridades reguladoras de cada país que de lo que digan sus creadores.

Vía | Ingenieria interesante

Leave a Reply