dos enormes hélices detrás de la espalda del piloto

dos enormes hélices detrás de la espalda del piloto

Las mochilas propulsoras y todo tipo de dispositivos para hacer volar a los humanos son cada vez más comunes. Usado para acrobacias, usado por equipos de rescate … se están volviendo cada vez más populares. Ahora ha surgido una nueva idea de la combinación de jetpacks y drones: el CopterPack.


CopterPack es una mochila voladora de una empresa australiana con el mismo nombre. A diferencia de otras mochilas voladoras, esta no tiene propulsores, sino dos enormes hélices. En un video publicado por la compañía muestran cómo funciona la mochila y permite que el piloto se eleve en el aire.

Aunque vemos hélices tan grandes, la compañía dice que el CopterPack es Ligero y fácil de transportar. Está fabricado en fibra de carbono, que destaca por su gran ligereza y buena resistencia. También indican que el CopterPack tiene una función de piloto automático, que permite al piloto nivelar para mantenerlo en el aire.

Sin embargo, la tecnología detrás y dentro del CopterPack sigue siendo un misterio. La compañía no ha ofrecido detalles sobre el sistema y sus especificaciones. Por el tamaño y las características parece indicar que es eléctrico. Sin embargo, los grandes misterios son la autonomía que tiene o la velocidad que puede alcanzar.

La viabilidad de CopterPack en comparación con otras mochilas propulsoras

CopterPack, si bien puede parecer una gran idea para usar como método de transporte, tiene algunos inconvenientes. El primero de ellos y el más obvio de todos es la seguridad. Estar al lado de dos hélices gigantescas y extremadamente potentes no es del todo una buena idea. Más aún si no existe una malla protectora o elemento que proteja, por ejemplo, los brazos del piloto en caso de accidente o toque accidental.

Flyboard Air: la tecnología con la que este campeón mundial de motos de agua se ha convertido en el "Hombre volador"

De todas formas, No es un producto que se vaya a poner a la venta en estos momentos, como ocurre con muchas otras mochilas propulsoras que hemos visto. La mayoría de las veces se utilizan para eventos acrobáticos o para casos muy concretos por parte de especialistas. El día en que todos volamos con una mochila voladora seguramente aún estará muy lejos.

Vía | Futurismo

Leave a Reply