el controvertido proyecto aprobado en Dinamarca cuya construcción lleva 50 años

el controvertido proyecto aprobado en Dinamarca cuya construcción lleva 50 años

Se calcula que la subida del nivel del mar podría provocar la desaparición de ciudades y regiones enteras de España y de toda la masa continental bañada por mares y océanos, y hay países enteros en esta situación. Uno de ellos es Dinamarca, donde ahora han pensado construir una isla artificial gigante para salvar a 35.000 personas.

La subida del nivel del mar se atribuye al cambio climático y ya hemos visto que hay países en una primera línea de riesgo en relación a su geografía y relieve. Holanda ocupó el primer lugar y Dinamarca estaba en esa lista con el 16% de la población en riesgo, o lo que es lo mismo, con la obligación de buscar otro lugar donde vivir, y ahí es donde colocan esta idea. Por supuesto, es una medida muy drástica para paliar un efecto derivado de un daño ambiental que claramente causaría otro (más local).

La lucha contra las inundaciones basada en invadir el mar

La gigantesca isla ya tiene nombre: Lynetteholm. El proyecto especifica dimensiones de 2,6 kilómetros cuadrados, más o menos unos 370 campos de fútbol, ​​y se necesitarán alrededor de 80 millones de toneladas de sustrato para construirlo.

Un dique de 8 kilómetros para salvar a los Países Bajos de inundaciones mortales: así es el enorme Oosterscheldekering

Según explica la BBC, el gobierno local danés ha aprobado este proyecto en el que se construiría esta gran isla conectado a la actual Dinamarca (en masa continental) de varias formas. El país ya cuenta con el puente-túnel de Uresund, que conecta al país con Suecia, por lo que sería una estructura similar a esta para transportar carreteras y vías.

Los planes para la isla artificial incluyen un sistema de presas, algo a lo que están acostumbrados en estas latitudes precisamente para combatir inundaciones. Como puedes pensar, tiene todos los ingredientes para hacerlo una construcción faraónica, de ahí las alertas sobre su indudable impacto ambiental.

De ahí que algunas organizaciones proambientales hayan llevado el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Frederik Roland Sandby, secretario general del movimiento medioambiental danés sobre el clima (Klimabevægelsen i Danmark «), ha señalado que El impacto ambiental del proyecto se ha enmascarado con los supuestos beneficios ambientales para la ciudad., hablando de lavado de verde.

También se considera todo el proceso de construcción y el hecho de que un gran número de vehículos grandes tienen que ser utilizados para transportar materiales de construcción, maquinaria, etc. Según estas organizaciones, se necesitarán unos 350 viajes en camión cargados de material por día a través de la capital danesa desde que comienza la construcción, además de un riesgo de contaminación y reducción del flujo de agua hacia el estrecho.

El costo del proyecto se calcula en 2.6 mil millones de euros y la ubicación de Lynetteholm estaría en la zona del puerto, como decíamos con capacidad para albergar a 35.000 personas. En Copenhague ya hay más de 1.250.000 habitantes, por lo que sería una solución para un número relativamente reducido de habitantes.

La población de cada país amenazada por el aumento del nivel del mar, en un gráfico

La idea es que comience su construcción este mismo año, sin haber especificado una fecha concreta. Calculan que en 2035 ya estarán hechas las cimentaciones y que estará terminada en 2070, que estaría terminada en unos 50 años.

Aquí en Engadget hemos visto otras ideas para evitar las consecuencias del nivel del mar que han buscado ser algo menos impactantes, como la del MIT a la que la propia naturaleza ayuda. Pero de todos modos, aunque la felicidad es buena, el impacto de la construcción de una isla artificial es inminente aunque el objetivo sea aprovechar la energía eólica, así que veremos si se lleva a cabo (y qué pasa) o si lo hacen. lograr parar.

Imagen | Ramboll

Leave a Reply