el próximo destino es venus

En julio de 2019, los globos aerostáticos de la NASA pudieron detectar movimiento sísmico desde el aire por primera vez. Equipados con sensores de alta sensibilidad, pudieron percibir cambios mínimos en la superficie. Ahora que la NASA ha demostrado que es posible, tiene planes mucho más grandes para este proyecto: los entornos inhóspitos de Venus.


Entre el 4 y el 6 de julio de 2019, California fue golpeada por una poderosa secuencia de terremotos. Estos resultaron en más de 10,000 réplicas en un período de solo unas pocas semanas. Los investigadores de la NASA aprovecharon la oportunidad presentada por los terremotos para probar una nueva técnica para detectar terremotos. En lugar de tener sensores bajo tierra o usar cables de fibra óptica, midieron las vibraciones desde arriba

Funcionó. Los cuatro globos de la NASA equipados con instrumentación ultrasensible lograron detectar ondas sonoras de baja frecuencia causadas por réplicas en la superficie. Para ello utilizaron barómetros de alta sensibilidad, que pueden medir ligeros cambios en la presión del aire, cambios producidos por el movimiento de las placas tectónicas.

De California a Venus

Si la NASA ha estado involucrada en este proyecto, no es solo por pasión por la geología. La agencia espacial planea aplicar las técnicas aprendidas en Venus también. Esperan algún día enviar globos aerostáticos al planeta vecino para que desde ellos puedan estudiar cuál es el movimiento de sus placas tectónicas. La superficie de Venus es tan caliente y tóxica que un módulo de aterrizaje apenas resistiría.

¿Por qué estudiar el movimiento geológico de Venus? Aunque el planeta ahora es un infierno, en su día se cree que tuvo mejores condiciones de vida. Están esperando aprende lo que le podría pasar para que deje de tener estas condiciones. Una de las mejores formas de hacerlo es midiendo las ondas sísmicas debajo de su superficie, lo que nos permite comprender mucho sobre lugares tan profundos como el propio núcleo del planeta.

Así concibió el tránsito de Venus uno de los proyectos científicos más ambiciosos de la historia

Globos en Venus no es la primera vez que se manosea usar. Debido a sus horribles condiciones en la superficie, no es un lugar que podamos explorar tan fácilmente como Marte. Sin embargo, se sabe que su ambiente en las alturas es mucho más amigable. La NASA incluso propone aeronaves que permanecen en los cielos de Venus con personas a bordo. De momento volvemos al planeta en 2026.

Vía | JPL NASA

Leave a Reply