esta será la próxima generación de automóviles Volvo

Volvo fue la primera empresa automotriz en utilizar Android Automotive OS, el sistema operativo de Google para automóviles. Pues bien, hoy la compañía no solo ha reconfirmado su apuesta por este sistema operativo, sino que también ha anunciado una nueva experiencia de usuario que, en definitiva, será lo que veamos en los próximos coches de la compañía. Y sí, tendrán pantallas gigantes, estarán conectados al móvil y serán parte del ecosistema de IoT que tenemos.

Como ha demostrado la empresa en un evento con la prensa, la nueva experiencia será mucho más simple y más simple, centrado en el conductor. La idea es ofrecer toda la información necesaria sin distraer al conductor más de lo estrictamente necesario. Precisamente por eso la empresa ha apostado por dos pantallas, una pequeña en el salpicadero y otra en la zona central, mucho más grande, para el resto del sistema de infoentretenimiento. ¿El mejor? Lo ha demostrado en el Volvo Concept Recharge.

Pantallas por todas partes y el móvil como acompañante

Lo primero que destaca es el enorme pantalla que tenemos en la parte central. Es un panel táctil con rico contenido y dividido en cuatro partes claramente diferenciadas. La parte superior y más grande es el mapa, que nos muestra la ruta. Justo debajo tenemos widgets para realizar acciones rápidas (que son personalizables), debajo algunos accesos directos a las aplicaciones y, finalmente, la barra del sistema.

La idea de este sistema es ofrecer única y exclusivamente la información necesaria en el momento oportuno para que «los conductores puedan concentrarse en conducir». Por este motivo, la voz también tendrá un papel determinado, con el que podremos dar órdenes y comandos. Esto es algo que no es estrictamente nuevo, ya que desde hace unos años hasta ahora es relativamente común que los coches tengan asistentes de voz o permitan el uso de Google o Siri gracias a Android Auto o CarPlay.

Por otro lado, el tablero se ha digitalizado por completo. Ahora es una pantalla que mostrará el camino que seguimos y, gracias al LiDAR que estrenará el próximo coche eléctrico Volvo, la posición de los vehículos que nos acompañan en la carretera. A la izquierda se mostrará la velocidad (a la que vamos y el límite), mientras que La carga restante del automóvil se mostrará a la derecha. y los kilómetros máximos teóricos que podemos alcanzar (Volvo asegura que para 2030 solo venderán coches eléctricos).

Experiencia de usuario

Pero no solo las pantallas viven un coche conectado. Según Volvo, la próxima generación de coches eléctricos usarán el móvil como llave. Recordemos que Google permitirá esto a fin de año con Android 12 usando tecnología UWB). A través de la aplicación Volvo Cars, el usuario podrá acceder a información sobre el automóvil (como el estado de carga) e integrar el automóvil en el ecosistema conectado del hogar.

Una muestra de lo que está por venir: el Volvo Concept Recharge

La compañía no solo ha mostrado esta nueva experiencia de usuario en renderizados, sino que también ha mostrado la Recarga del Volvo Concept, «un manifiesto para el futuro puramente eléctrico de Volvo». En él podemos ver esta nueva interfaz, eso sí, pero también un nuevo lenguaje de diseño.

Al ser un coche eléctrico, Concept Recharge ofrece más espacio en el interior. Al retirar el motor y sustituirlo por una batería subterránea, la empresa ha conseguido aumentar la distancia entre los ejes y el tamaño de las ruedas. También se ha optimizado el perfil del techo, el capó ha sido bajado y se ha quitado la rejilla para implementar una especie de escudo.

Volvo

Precisamente en la parrilla hay algo interesante, Faros delanteros del martillo de Thor. Funcionan como ojos: se abren solos por la noche para que las luces puedan iluminar la carretera. El efecto visual es el más llamativo. Las luces traseras, por su parte, se han dispuesto de forma más vertical, integrándose con el propio maletero.

Volvo

Por lo demás, Volvo ha demostrado que su próximo automóvil, un SUV, tendrá un cierto nivel de autonomía gracias a la implementación de un LiDAR de Luminar para colocar en el techo. Dicho LiDAR tendrá un alcance de hasta 300 metros y será uno de los muchos sensores que montará el automóvil, entre cámaras, ultrasonido, radar y otros.

Leave a Reply