La justicia obliga a detener un sistema que siempre estuvo fuera de lugar

El reconocimiento facial de Mercadona no avanza. La Justicia, a través de la Audiencia Provincial de Barcelona, ​​se ha pronunciado sobre el sistema Mercadona implantado en julio de 2020 en unas 40 tiendas de Mallorca, Zaragoza y Valencia y ha concluido que «hay una violación de la privacidad».

Según la orden judicial obtenida por El Diario.es, el sistema Mercadona no «protege el interés público», «sino los intereses privados o particulares de la empresa en cuestión».

La Justicia recoge las enormes dudas que ya generó en su momento

El reconocimiento facial de Mercadona fue creado para detectar personas con una «orden de alejamiento sentencia final del establecimiento en menos de 0,3 segundos ”, según explica la empresa. El sistema se desarrolló“ siempre en contacto permanente con las autoridades correspondientes para garantizar la total protección y todas sus garantías legales ”, según explica Mercadona. Pero un año después, La justicia ha llegado a la conclusión de que el reconocimiento facial puede suponer un riesgo.

Ya entonces los diferentes expertos consultados advirtieron de las dudas que suscita este sistema. El reconocimiento facial requiere «garantías reforzadas», como se explica en un informe de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Propio Luego, la AEPD inició una investigación sobre el reconocimiento facial de Mercadona, que aún está en marcha y por el que aún no han hablado.

Según el coche emitido, «Las garantías adecuadas para proteger los derechos de los y libertades de los interesados, no solo de quienes han sido sancionados y cuya prohibición de acceso les incumbe, sino del resto de personas que acceden al citado supermercado ”.

La resolución se basa en la defensa de dos personas condenadas por un robo con violencia en 2018, donde se argumentó que «a los condenados no se les prohibió el acceso a ningún otro supermercado». Para los jueces de la Audiencia Provincial de Barcelona, ​​la medida de reconocimiento facial es «desproporcionada».

El uso del reconocimiento facial en Mercadona generó enormes dudas. Entre ellos, el origen de la base de datos. “Mercadona solo puede tener acceso a la base de datos de los juzgados. Y los juzgados no tienen por qué tener mi cara”, explica Jorge García Herrero, abogado especialista en protección de datos. «Incluso si no guardo las imágenes, es un tratamiento. La clave es de dónde saca Mercadona las imágenes de los delincuentes«.

Renfe quiere monitorizar a los viajeros con reconocimiento facial en tiempo real: cómo será este sistema y por qué puede ser discriminatorio

El sistema de Mercadona hablaba de un procesamiento instantáneo, de 0,3 segundos. Sin embargo, los jueces señalan que «no importa qué tan rápido, hay una violación de privacidad. Tanto el argumento de la velocidad como el no procesamiento de datos caen por su propio peso ”.

A pesar de estar implementado inicialmente en 40 tiendas, el proyecto de reconocimiento facial no ha pasado un experimento y ha dejado de utilizarse progresivamente. Ahora, con la sentencia judicial, Mercadona debe acabar por completo con el uso del reconocimiento facial en sus supermercados.

Vía | El Diario.es

Leave a Reply