La misión Hope en los Emiratos Árabes Unidos ha obtenido, por casualidad, las imágenes más detalladas hasta la fecha de auroras boreales «discretas» en Marte.

El cielo de Marte nos trae un poco locos egogeocéntricamente hablando, viendo que incluso nos contradicen en el color de sus atardeceres. Hablando de auroras boreales, sí, hasta la fecha teníamos más bien un «down» con que con un campo magnético tan débil no es demasiado fácil que ocurran, como explica la ESA pero la misión Hope de los Emiratos Árabes Unidos trajo las son considerados las primeras imágenes de auroras boreales «discretas» en Marte.

Eso sí, el resultado es algo menos espectacular de lo que podríamos esperar, dado que es la captura de emisiones ultravioleta gracias a su espectrómetro, como se explica en el sitio web de la misión. Y la especificación «discreta» no se refiere a la timidez del fenómeno, sino a uno de los tres tipos de auroras marcianas que existen, junto a las difusas y de protones.

Un «desenfoque» muy significativo

La discretas auroras de Marte Son las que ocurren a unos 140 kilómetros de altura, en el lado nocturno del planeta y corresponden a una precipitación energética de electrones y en relación, en principio, al magnetismo del planeta. Las difusas son similares en la zona en la que ocurren, pero ocurren en altitudes más bajas y durante tormentas solares intensas, mientras que las de protones se observan en el lado diurno del planeta y se deben a interacciones entre el hidrógeno del planeta. La atmósfera de Marte (exosfera, mejor dicho) y el viento solar.

Las auroras marcianas se detectaron por primera vez en 2004, gracias a la misión Mars Express de la ESA, pero lo que ha conseguido la misión Hope es registrar estas imágenes. con un detalle sin precedentes, como se describe en Nature.

La imagen, obtenida con una cámara sensible a la radiación, muestra muy claramente ambos lados del planeta (de día y de noche), de manera que se observan ondas más o menos tenues más luminosas en la mitad sur del lado nocturno. Algo que sucedió porque las partículas cargadas colisionar con el oxígeno en la atmósfera superior, provocando brillo.

Según la publicación, el hallazgo ha sido bastante casual, ya que el objetivo específico de la sonda no era capturar estas imágenes. Hope llegó a la órbita de Marte en febrero de 2021 con el fin de estudiar más adecuadamente la atmósfera de Marte, por lo que según Hessa Al Matroushi, jefe de la misión, ver las auroras ha sido «un regalo».

La ocurrencia de este tipo de auroras parece estar relacionada con los patrones magnéticos de la corteza, como mencionamos anteriormente. Por tanto, se piensa que Marte en algún momento de su historia tuvo un campo magnético similar al de la Tierra, y que su desaparición influyó en el hecho de que la atmósfera marciana se ha ido disipando.

Mientras espera que se publique un estudio detallado sobre el hallazgo, al Matroushi cree que puede ayudar a comprender mejor la ciencia atmosférica y el magnetismo de Marte, lo que respalda la idea de que en el caso de Marte Las tormentas solares pueden no ser necesarias para que se creen auroras. Hay otras auroras detectadas previamente, como las de Saturno, las de Júpiter, pero detectarlas en Marte (o quizás en Venus) es más difícil.

De hecho, como Manuel Castillo, de la misión Mars Express, de planetas rocosos del sistema solar, hasta la detección en Marte las auroras solo se habían visto en la nuestra (que cuenta con un buen campo magnético) tiene auroras. De modo que el interés de los registrados en estas imágenes va más allá de haber visto o no el espectáculo visual que estos fenómenos suelen significar.

Imagen | Misión Emirates Mars

Leave a Reply