Qué es la banca abierta y por qué VISA ha invertido 1.800 millones de euros en la compra de una de las grandes startups de este sector

Tink, la startup europea fintech de referencia en aplicaciones de banca abierta, ha sido comprada por VISA por 1.800 millones de euros. Un movimiento de la empresa de pagos norteamericana que le permite ingresar a un sector en auge como es el banca abierta.

¿Qué es la banca abierta? A continuación explicamos este nuevo modelo de negocio financiero, regulado por la directiva PSD2 que entró en vigor a finales de 2028. Una banca abierta que representa una de las corrientes más fuertes dentro del ecosistema fintech y donde Tink integra más de 3.400 bancos e instituciones.

Los datos financieros no pertenecen a los bancos

La información financiera de un usuario no pertenece al banco donde está abierta esta cuenta. Los diferentes bancos deben permitir el acceso de terceros a estos datos siempre que el usuario así lo solicite. A saber, nuestro banco no puede negarse a colaborar con otras aplicaciones fintech u otros bancos. Este es el caso desde la aplicación del reglamento PSD2.

La banca abierta surge como consecuencia de esta regulación. Y es aquí donde surgen iniciativas como Tink, que sigue siendo una empresa que ofrece un API para facilitar el intercambio de información entre diferentes bancos y aplicaciones. A través de API como la que ofrece Tink, se pueden crear herramientas y aplicaciones financieras, ya sea desde aplicaciones para controlar gastos, aplicaciones para enviar dinero o para verificar la identidad de la persona que está pagando.

También es desde el concepto de banca abierta que la posibilidad de agrupar cuentas de varios bancos en la misma aplicación.

En un entorno cerrado, empresas como Tink permiten que las cuentas de miles de bancos diferentes se junten en un solo lugar. En 2020, Tink compró la empresa española de banca abierta Eurobits por unos 15,5 millones de euros.

Tink Open Banking

Eurobits ya trabajó con más de 50 bancos, entre los que se encontraban BBVA, Santander, Sabadell o la aplicación Fintonic. Bancos que ahora también colaboran con Tink.

Entre los servicios que ofrece Tink a través de su API se encuentran los de actas, para que los clientes puedan ver sus datos en tiempo real, el de validación de pago, para poder sincronizar por ejemplo con Paypal rápidamente e identificarse correctamente, pagos y facturas Y control financiero, con acceso a estadísticas combinadas de las diferentes cuentas.

VISA apunta a Tink más allá de las tarjetas

Con la compra de VISA, Tink mantendrá su marca y equipo en Estocolmo (Suecia). El gigante de los pagos ofrecerá su infraestructura para mejorar la seguridad y el alcance de las API de Tink.

Tink

«Esta adquisición es una señal de nuestro compromiso con Europa. En Tink, hemos encontrado un socio fuerte con el que podemos acelerar la innovación en la banca abierta en beneficio de nuestros clientes colectivos y ciudadanos del Reino Unido y la UE», explica Charlotte. Hogg, director ejecutivo de Visa Europe.

No es casualidad que exprese directamente este apoyo a la startup europea y es que a principios de año Visa intentó comprar Plaid pero tuvo que detener sus planes por parte de los organismos reguladores de los Estados Unidos. En lugar de comprar Plaid, la gran startup estadounidense de banca abierta, por unos 5.300 millones de dólares, VISA ha acabado adquiriendo el gran referente europeo y uno de sus principales rivales.

Hasta la fecha, Tink ha obtenido $ 300 millones en fondos y tiene aproximadamente 250 millones de clientes de diferentes bancos. Es una de las 440 empresas de banca abierta registradas en Europa, fundada en 2012, con 400 trabajadores y presencia física en 13 países.

Si esta adquisición es aprobada por los reguladores europeos, VISA entrará en el sector de banca abierta, ofreciendo así su infraestructura a diferentes bancos no solo para realizar pagos a través de sus tarjetas, sino también como una solución de banca abierta que puede convertirse en una alternativa de facto al débito, facilitando el intercambio de datos y pagos. Las tarjetas físicas empiezan a perder protagonismo con el auge de las fintech, pero empresas como VISA quieren seguir siendo imprescindibles para gestionar el movimiento de dinero.

En Engadget | Cómo los bancos españoles parecen no estar reaccionando a los neobancos

Leave a Reply