Tan brillante, eficaz y poco revolucionario como cabría esperar

Scarlett Johansson y Marvel tenían ante sí un reto notable, y que, en todo sentido, quedó en manos de un personaje que había estado en el MCU casi desde sus inicios. Esa misión superheroica consistió en comenzar con la Fase 4 y continuar la franquicia tras la explosión de ‘Vengadores: Endgame’ (y tras el interludio de ‘Spider-Man: Lejos de casa’). Y luego vino la pandemia.

La película, programada para estrenarse el 1 de mayo de 2020 (aproximadamente un año después del estreno de ‘Endgame’) Así comenzó una escalada de retrasos que han acabado desembocando en este último 9 de julio de 2021., en el que se podrá ver en cines y en Disney + bajo una tarifa premium. La expectativa, entonces, es doblemente tremenda: retraso de más de un año y regreso al MCU en formato de largometraje, antes de que nuevos héroes como Shang-Chi o Los Eternos, de las otras dos películas, ingresen al universo compartido de Marvel. planeado por Disney para este año.

Antes los planes se han modificado sobre la marcha, y lo hemos visto en series de Disney + como ‘Wandavision’, ‘Falcon and the Winter Soldier’ ​​o ‘Loki’, que Han completado la misión inicialmente planeada para ‘Black Widow’: envíenos a la Fase 4 usando héroes ya conocidos (en estos casos, también del círculo más cercano a los primeros Vengadores) como trampolín. Eso no quita el carácter de evento a ‘Black Widow’, pero sí está claro que, tras producciones de cierta audacia formal como ‘Wandavision’, disminuyen cierta capacidad de impacto.

Sin embargo, Los hallazgos de ‘Black Widow’ no provienen de su espectacularidad, sino de lo contrario: se encuentran en los elementos provenientes de géneros alejados del éxito de taquilla, o detalles que no necesariamente asociamos con el cine de superhéroes. ‘Black Widow’ funciona bien como película de MCU, pero funciona mejor, como muchos de sus compañeros (‘Ant-Man’, ‘Thor: Ragnarok’, ‘Doctor Strange’), cuando se olvida de los compromisos.

‘¡Totalmente espía!’ Por Marvel

‘Black Widow’ se acerca al acercamiento de ‘Loki’ en el sentido de que no continúa donde se quedó la Fase 3 del MCU (es decir, la historia continúa), sino que llena vacíos que quedaron sin contar: en este caso , después de ‘Civil War’, con Natasha huyendo de la ley y los Vengadores astillados. Es cuando descubre que lo que ella creía que era un pasado enterrado al servicio del gobierno soviético no es tan, y después de reunirse con su hermana Yelena (Florence Pugh), también se puso en contacto con un par de figuras paternas únicas, Red Guardian (David Harbour) y Melina (Rachel Weisz).

Es en esa parte del reencuentro donde la película encuentra una identidad para diferenciarse del resto de las películas de los Vengadores, no tanto en lo emocional y nostálgico -que también está ahí y para alivio de todos, no agobia- sino en la dinámica de comedia simpática que se da en esta disfuncional familia, gracias a la ironía no muy caricaturesca que los cuatro actores inyectan a sus personajes. Especialmente dulce es la relación de Natasha y Yelena: en este punto de su carrera no es de extrañar que Florence Pugh venga con una actuación brillante bajo el brazo, pero el humor y la humanidad que aporta a su relación con la protagonista femenina es estupendo.

'Scarlet Witch and Vision': un simpático experimento narrativo cuyo gran valor son las posibilidades que abre para Marvel y Disney +

De lo contrario, todo lo que puede esperar de una producción de Marvel que no está dirigida por un autor con una fuerte personalidad como James Gunn o Taika Waititi: escenas de acción muy masticables y competentes, con algún momento específico muy brillante en el clímax final; personajes bien definidos y memorables en algunos casos -como el más testarudo de Harbour-; un villano, El Supervisor, completamente perdido y con un terrible rediseño de vestuario; la continuidad inevitable golpea con el resto del MCU que a veces ralentiza la trama pero hará las delicias de los fanáticos duro

‘Black Widow’ es un regreso muy competente y algo conservador al canon del MCU, dejando de lado la ligera experimentación de la serie Disney + y que sin duda calentará los corazones de los fanáticos llevándolos a lugares donde se sientan muy cómodos. La capa inteligente de clase y originalidad se establece mediante referencias a las películas de espías de los años setenta. y la química entre los actores, pero está claro que a estas alturas, ya pesar de sus indiscutibles hallazgos, la MCU es la mayor parte del tiempo una casa en el árbol donde el riesgo y la innovación se han reducido casi a la irrelevancia.

Leave a Reply