Un experimento íntimo de ciencia ficción en Amazon tan irregular como interesante

¿Es suficiente una lista de artistas extraordinarios para configurar una serie? Al final esa es la pregunta que deja flotando en el aire ‘Solo’, Un peculiar experimento de Amazon Prime Video de siete partes planeado durante el cierre y que ataca con insistencia los temas en los que tanto hemos pensado en el último año más o menos (no necesariamente en términos de ciencia ficción).

Esto es: aislamiento, familia, soledad. ‘Solos’ quiere hablar de todo esto y utiliza la ciencia ficción como excusa argumental para desencadenar emociones muy humano. A veces lo hace en términos que la acercan a ‘Black Mirror’ (el episodio en el que Anthony Mackie encuentra una réplica exacta de sí mismo parece el reverso narrativo de aquel en el que una mujer recibió una réplica de su difunto esposo) pero en general ‘Solos’ tiene su propio estilo.

Solos juega con la premisa de que todos sus intérpretes -salvo el último capítulo, donde se encuentran Dan Stevens y Morgan Freeman- van a estar solos, y van a hablar de lo que les ha llevado a esa situación. A veces hablarán a la cámara, como Constance Wu, a veces con inteligencia artificial, como Helen Mirren o Uzo Aduba. Solo en el último episodio mencionado o en el de Nicole Beharie, que es tanto el más narrativamente convencional como el más críptico en significado, hay interacción con los demás.

Y de la misma manera, a veces la ciencia ficción es un elemento clave, como el viaje en el tiempo de Anne Hathaway o el crecimiento acelerado del hijo de Beharie, y otras veces es un rumor de fondo, como el giro final de ‘Twilight Zone’ de Constance Wu o el miedo a los efectos de una pandemia que ya ha pasado de la de Aduba, sin duda el capítulo que más resuena en la actualidad, a pesar de tener lugar en un futuro lejano. El elemento de género está entre lo cosmético y lo útil, pero lo cierto es que nunca se lo ve como superficial.tomado por el cabello.

Ciencia ficción humanista, la última frontera

Pero aquí de lo que ha venido a hablar David Weil es de sentimientos y humanidad. Un poco de lo que hizo en ‘Hunters’, que en un principio se vendió como algo tan de género, casi grindhouse, como es la historia de un equipo de caza nazi hoy, y terminó siendo un drama sobre personas con mucho trauma que contar. Aquí lo mismo, y Es lo que acaba dándole personalidad a la serie, pero posiblemente también lo que hace que más de un espectador se desconecte.

Porque hay que pasar por una buena cantidad de halagos, rabietas, rabietas, ataques de rabia y, en general, exhibicionismo interpretativo: no hay un solo episodio «ligero» entre los siete. Todos hablan de soledad, sí, pero de soledad traumática, aislamiento total, enfermedad terminal, recuerdos como último reducto de lo que nos hace humanos. La serie llega al límite con el drama existencial, y utiliza todos los recursos del género (máquinas que roban recuerdos, viajan en el tiempo para curar enfermedades, pandemias que nos roban la humanidad) para subrayarlo.

13 películas de ciencia ficción disponibles en Amazon Prime Video que merecen ser recuperadas

El cómputo global, como no podía ser de otra manera, es irregular: no hay episodios horrendos o magníficos, pero todos tienen un momento en el que se hubiera apreciado un poco menos de intensidad. Está claro que ‘Solos’ se construye en torno a los actores, pero la serie parece estar tan orgullosa de ello que la recuerda continuamente, facilitando los momentos de brillantez. Y casi siempre funciona, porque no hay mal intérprete, pero no siempre surgen de forma natural.

Al final, en ‘Solos’ los detalles cuentan: los elementos de ciencia ficción que hacen que el episodio de Beharie sea especial e inquietante; la sobriedad de la composición de Helen Mirren, que da una lección al resto de cómo en este caso menos es más; las muy leves interconexiones entre episodios, que los enriquecen; el giro irónico al final del episodio de Wu; el humor que le inyecta Hathaway, riéndose un poco de su propia imagen … al final, es estimable que alguien haga ciencia ficción alejándose del lado más ruidoso del género. Aunque el resultado no fue perfecto.

Leave a Reply